El censo de las licencias

Ángel Juez

El tema de las licencias de bares es todo un mundo, la normativa, cada vez más estricta, obliga a los ingenieros a estudiar con mucha concentración los epígrafes para conseguir la más adecuada para los intereses de sus clientes. En caso de traspaso los problemas se reducen notablemente ya que el nuevo titular adquiere la licencia antigua y si no hace obras mayores no está obligado a poner el local en normativa. Hay agencias de traspasos que están muy avezadas en el trasiego de papeles necesario para culminar con éxito el cambio de nombre.

Pero hay aversión a las agencias de traspasos, y muchos piensan ingenuamente que en los portales como Idealista, Fotocasa, Milanuncios y otros no les cobrarán comisión cuando la realidad es que detrás de los anuncios están casi siempre las agencias, eso no quiere decir que no puedas ponerlo por tu cuenta y gratis pero si quieres renovarlo acabarás pagando por ello. Si el tiempo es oro, es indudable que las agencias tienen una poderosa razón de ser. Hay que ser gilipollas para despreciar la oferta de una agencia cuando llevas medio año o más intentando traspasar tu bar.

Mucha gente está convencida que cuando dejan su bar pueden esperar a que el amo lo traspase y cobrar por la licencia que tienen a su nombre, ignoran que el consistorio tiene un censo de licencias, los funcionarios van pasando por los bares y cuando los encuentran cerrados los sacan del censo. Si resulta que traspasas tu bar y te han quitado del censo (esto pasa mucho en los bares de noche porque los inspectores pasan por la mañana o máximo hasta las ocho de la tarde y si lo encuentran varias veces cerrado te quitan del censo), puedes recuperar la licencia (tienes dos años de tiempo) demostrando que has pagado el alquiler, el agua, el gas o los impuestos y a proveedores pero si no puedes demostrar ningún tipo de actividad te quedas descompuesto y sin novia. Si el dueño se mueve bien, puede recuperar la licencia a su nombre sólo con demostrar que ha habido impagos.

De hecho con la pandemia esto está sucediendo, es una incógnita el comportamiento que tendrá el ayuntamiento con los numerosos bares que han cerrado sus puertas para no volver a abrirlas pero me temo que muchos traspasos desaparecerán y los alquileres subirán como pasa en Madrid y otros puntos del estado. De hecho en Barcelona ya se ven numerosos anuncios en los que ofrecen bares en alquiler sin traspaso.

Ha habido muchos casos en que los inquilinos no han conseguido negociar con éxito una rebaja en el precio del alquiler y han dado de baja la licencia para que la propiedad no pudiera alquilar el local como bar, esto es muy importante sobretodo en la Ciutat Vella donde las licencias están a merced de un plan de usos marcado por la densidad y no se puede conseguir una nueva si hay otro bar a menos de 500 metros de distancia. Justo por esta razón será muy relevante el comportamiento del distrito en el caso de las licencias dadas de baja o abandonadas. Estaremos atentos y seguiremos informando de las novedades que se pudieran producir.

Añadir un comentario nuevo:

Tu dirección de email permanecerá oculta y no se mostrará públicamente.

Otros artículos relacionados: